Vale llegamos a un punto en que nos dicen, hola soy wedding planner y estoy para ayudarte en tu boda. Muy bien, ¿y qué haces en concreto? ¿Qué es un wedding planner? Es la respuesta más lógica y normal aún hoy en día,eso que este término ya empezó a moverse en nuestro país allá por el año 2007 – 2008, pero no lo hemos inventado nosotros.

Este profesional lo hemos exportado desde Inglaterra y Estados Unidos, y se presenta a los novios como  la posibilidad de tener a una persona encargada de todos los detalles relativos a la boda, que les asesore en todo lo necesario, decorando los espacios y aportando coherencia estética a todo el evento, y por supuesto coordinando el día de la boda, para garantizar que todo salga perfecto.

Pero ¿qué es lo importante para un wedding planner?

Se puede o no delegar todo lo concerniente a la organización de la boda, pero eso sí, es una persona que está para trabajar para vosotros. 

Cada pareja tiene un estilo y gustos específicos y un buen wedding planner se ha de adaptar a eso, ¿cómo? Escuchando.

Ha de escuchar vuestras ideas, gustos, ilusiones y entre esos millones de informaciones que muchas veces no guardan ninguna coherencia entre sí, ha de saber poner orden y proponeros eso que vosotros queréis de manera que todo quede perfecto y bonito.

Ya, pero ¿qué es un wedding planner? ¿Qué hace?

Un Wedding Planner pone su tiempo a vuestro servicio.

Organizar una boda puede llevar, calculándolo por encima, una media de 400 horas y eso si las cosas están claras y das con la tecla exacta a la primera, tarea que no es sencilla pues es la primera vez que una pareja pasa por esta experiencia y no se es conocedor del sector, de lo bueno lo mejor y al mejor precio posible, de manera que vuestro presupuesto no se dispare.

Llamadas, mails, visitas, pruebas y más pruebas para dar con ese proveedor que encaja a la perfección con vuestro estilo, gusto y sobre todo precio, pues un wedding planner se encarga de darte eso y además obtener un precio especial para sus parejas (eso es un lema fundamental en Las Cosas del Querer) y luego os pone las mejores opciones para que seáis vosotros los que decidáis, en resumen,sin dar muchas vueltas, sin perder ese tiempo que ahora es tan escaso y con el convencimiento de contratar proveedores de calidad tenéis lo que soñáis y por el mismo precio, o incluso menos, podéis tener un profesional que os solucione todo.

Es decir, tener un profesional que sepa en todo momento cómo moverse, qué es necesario en cada momento y conocer el sector te ahorra esfuerzo,tiempo y dinero

Os acompaña en aquello que necesitéis, o aconseja en cada duda, os alienta y da tranquilidad.

Se trabaja de manera sencilla, comprensiva y eficaz, se empatiza y se conoce a la pareja, sus inseguridades, sus anhelos, de tal manera que se crea una base sólida de confianza que te da el respaldo suficiente para afrontar este proceso de manera relajada y sobre todo disfrutando de ello. 

Y, por supuesto, el día de la boda estará a vuestro lado para atender vuestras necesidades, tener previsto todo con un control minucioso de tiempo, saber qué proveedor llega en qué momento y qué necesita para que todo vaya acorde a lo establecido, se adelanta a vosotros, a vuestros invitados y a los posibles imprevistos que pueden surgir, solventando con rapidez y eficacia cualquier inconveniente, de manera que vosotros podréis disfrutar de vuestro día, de vuestras familias e invitados y a su vez, ellos, no tendrán que perderse vuestra boda por estar pendiente de aquellos que seguramente no sepan que puede o no suceder., y estando pendiente en todo momento de vosotros y lo que podáis necesitar

Cuestiones a tener en cuenta

¿Tenéis poco tiempo para planificar vuestra boda? ¿Vivís en un lugar diferente de donde os vais a casar?

¿Sois perfeccionistas con todos los detalles de vuestra boda?

¿No queréis que ningún familiar esté ocupado organizando todo?

¿No sabéis por dónde empezar? Vale, ya habéis concretado fecha de boda, ¿y ahora qué? ¿Por dónde empezáis? ¿Buscáis sitio y luego miráis el número de invitados? ¿O era al revés?

¿Tenéis gustos especiales, queréis una boda original?

¿Tenéis miedo del coste de la boda?

¿Queréis verdaderamente disfrutar de la organización de vuestra boda evitando discursiones innecesarias debido a cansancio, frustración, escasez de tiempo…?

¿Porque no queréis que nada se os olvide o se pasen los tiempos?

¿Porque sois muy indecisos y os cuesta tomar decisiones, más en este tema, y os vendrían bien un consejo profesional?

¿Valoráis el tiempo de vuestros familiares y amigos, y el vuestro propio? ¿Queréis que todos disfruten y nadie se pierda vuestra gran fiesta? ¿estar acompañados ese día y no solos porque tenéis a todos los invitados preparando vuestro enlace?

Entonces no lo dudéis, contad con el trabajo de un Wedding Planner, como ya os dije más arriba, tendrás todo por el mismo precio o incluso menos.